viernes, 20 de julio de 2012

Dra. Schlumberger, Neuropediatra del hospital Raymond Poincaré de París. Conferencia en la Universidad de Navarra

 La Dra. Schlumberger, del hospital Raymond Poincaré de París, pronunció una conferencia en el CIMA de la Universidad de Navarra.

"Los trastornos de desarrollo del lenguaje en la infancia son muy frecuentes, de modo que a los 11 años hay un 10% de niños que no habla o escribe correctamente, y esto constituye un problema de salud pública, un drama de nuestra sociedad. Estos datos relativos a Francia son muy similares a los de España y a los de la mayoría de los países occidentales". Así lo afirmó la Dra. Emilie Schlumberger, neuropediatra del Centro de Referencia de Trastornos de Lenguaje y de Aprendizaje Raymond Poincaré de París, en el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra. "La mayor dificultad está en distinguir tempranamente los trastornos transitorios –que desaparecen a los 6 años- y los que van a ser severos, necesitando una reeducación logopédica intensiva, especializada y precoz. Éstos representan el 1% de la población infantil, mientras que los trastornos del lenguaje escrito o dislexia alcanzan alrededor del 7 %".

La Dra. Schlumberger habló sobre "Trastornos de aprendizaje: experiencia de un Centro de referencia francés" en una sesión del ciclo de Neurociencias. Para esta experta, el diagnóstico precoz es fundamental para iniciar una terapia intensiva. "Se debe sospechar si el niño con 3 años no pronuncia frases, o si a los 4 es todavía ininteligible. Otra posibilidad -menos frecuente es que tampoco entienda lo que se le dice. A veces, llama la atención su comportamiento duro, sus enfados frecuentes porque no se sabe explicar" apuntó.

Descartar otros problemas
Según indicó, "el diagnóstico necesita descartar otros problemas como falta de audición, deficiencia intelectual, trastorno de tipo autismo, falta de estimulación en casa o una enfermedad neurológica que afecte a su cerebro. Por lo tanto, se diagnostica tras varias entrevistas y con algunas pruebas diagnósticas complementarias". Para la Dra. Schlumberger, el trabajo de un logopeda es fundamental. "Aconsejo un estudio multidisciplinar, guiado por un neuropediatra y con la colaboración de un logopeda experimentado".

No hay un criterio exacto sobre la edad del niño para dar la señal de alarma, pero "los padres y profesores deben estar atentos, ya que el proceso diagnóstico necesita tiempo y la intervención debe empezar cuanto antes". Según explicó, "es posible tratar antes de los 4 años; y en este caso la evolución es más favorable. Si se observa un niño que habla poco a los 3, después de un primer contacto con el neuropediatra, se le puede dar una atención especial en casa y en la escuela, para vigilar este desarrollo. Si no avanza en unos meses, se empezará la reeducación logopédica".

Asimismo, destacó que "aunque tengan un trastorno severo de lenguaje oral a menudo pueden -y deben- aprender a escribir con 5 años. Es un descubrimiento muy importante porque el lenguaje escrito les dará un soporte", comentó.
9 de junio de 2005

Fuente: http://www.unav.es/noticias/100605-07.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario